Niños, adolescentes y jóvenes con una preparación académica excelente, con valores y principios bíblicos.

Una generación de cristianos fieles a Dios, dispuestos a poner sus conocimientos, sus habilidades y su vida misma al servicio de Dios, de la familia y de la patria.